BOOK DETAILS

Detrás de las montañas (Spanish Edition)

Detrás de las montañas (Spanish Edition)

by Oliver Meneses

ISBN: 9781453628447

Publisher CreateSpace Independent Publishing Platform

Published in Mystery & Thrillers/Thrillers & Suspense, Literature & Fiction/Foreign Language Fiction

Are you an AUTHOR? Click here to include your books on BookDaily.com

Sample Chapter


Chapter One

LLEGANDO A LA CALDERA DEL DIABLO

"La confrontacion directa generalmente lleva a la batalla, la accion sorpresiva generalmente lleva a la victoria". -Sun Tzu, El Arte de la Guerra.

Un balazo se escucho en medio de la selva caribena. Despues, un grito femenino en un idioma que no entendieron y no les importo. Otro balazo opaco ese grito. Decenas de aves salieron de los arboles, ahuyentadas, haciendo gran escandalo. Dieron un par de vueltas en parvada sobrevolando "su" territorio hasta llegar con el mar turquesa. Despues de algunos minutos fueron regresando a sus nidos en las copas de los arboles. Dicen que donde corre la sangre, la tierra se vuelve mas fertil.

@jeanman88 Je suis arrive! Viva mexico cavrones! ;D

Empezaba mayo en el calendario.

Era uno de los dias mas humedos de ese maldito ano loco. La chica del noticiero de la manana habia pronosticado unos 43 grados a la sombra, pero con el factor de humedad -que todo lo hace ver con lupa- se incrementaba la sensacion unos cuatro o cinco grados mas. Es por ello que todo mundo escapaba del contacto con el mundo exterior. Aun con el aire acondicionado, ventiladores electricos o simplemente abanicandose con revistas, nadie podia ni siquiera pensar con ese calor. Ese maldito clima. Los mas afortunados dormian siestas sudorosas en sus casas o simplemente yacian tumbados en sus porticos al lado de mascotas que buscaban el fresco untando la panza en las baldosas tibias.

La mayoria de la poblacion se hallaba frente al televisor. Y asi, casi todo "Sancris" se entero de las ultimas noticias y los avances en el caso de los canadienses, como ya se les conocia.

"... y la reciente desaparicion de los jovenes canadienses, Albert LeHall y Kimberly Won, ha desatado una busqueda completa en mar y tierra por parte de la policia municipal de Cancun. Comandos de busqueda rastrean, con la ayuda del destacamento militar de la zona, las playas y algunos sitios turisticos de la region de la Riviera Maya. Los familiares que ya se han puesto en contacto con el consulado de Quebec y la embajada de Canada en la Ciudad de Mexico, dieron el reporte de que la pareja tenia intenciones de viajar mas al sur para practicar buceo profundo en Belice, segun la ultima comunicacion a traves de sus paginas de Facebook. Pero estas ya se habian dejado de actualizar desde hacia varios dias. Por su parte, autoridades de proteccion civil del estado descartan un secuestro al no haber contacto por parte de ningun grupo del crimen organizado. El apoyo de los gobiernos de Belice y Canada a las familias de estos estudiantes de Ciencias Politicas de la Quebec State University ha ..."

-Seguro se escaparon de los pinches suegros -dijo Beto, senalando la television torpemente, con una sonrisa que dejaba ver toda la dentadura, mientras buscaba la complicidad de Roman, el gerente, ambos empleados del Margaritaville, el bar en la sala de llegadas del Aeropuerto Internacional de Tuxtla Gutierrez, en el estado de Chiapas, en el sureste mexicano.

-Te lo apuesto, la mama de la morra debe ser una "godzila" furiosa, asi como la mia. Si tuviera el chance, yo tambien me escapaba y me perdia alla en Cancun ... pero solo. Ni loco que ... bueno, y ni quien me encuentre, ?eh? -agregaba Beto, mientras acababa de lavar los vasos de la barra.

Roman solo asentia mientras cortaba caja y miraba de reojo la television que seguia con la noticia.

-... pero ella es como china, ?no?, rasgadilla de los ojos, y asi, ?viste? -pregunto Beto, sin soltar el tema.

-Pos es que Canada tambien se esta llenando de chinos, japos y coreanos. Es el pedo global, tu -contesto muy seguro, Roman.

-si como yo, ?eh? !ciudadano del mundo! !Agarrense gueritas! Here is your mero daddy! I can love you in different idiomas! ... y mira nomas ... van llegando las de Air France ... pasenle por aca ... "bonyur madmuasels"! -alardeo Beto.

-Andale, cabron. Limpiate la barra y callate ya, por amor de Dios -remato Roman.

No era un evento fortuito e inconexo la desaparicion de los extranjeros en el Caribe mexicano. Tampoco que fueran estudiantes llenos de ideas sonadoras y una posicion naive acerca de politica y conflictos sociales latinoamericanos. Quiza pasaria mucho tiempo antes que alguien pudiera conectar esos puntos; quien se interesara en leer la seccion internacional de los periodicos Cronica o Novedades de Quintana Roo junto con las noticias locales, e incluso la nota roja, se percataria que ciertos asuntos estaban empezando a encajar de manera casi macabra. Y esa miopia desinformada de la sociedad -sobre todo del gobierno- era una de las grandes ventajas de las cuales se beneficiaba todos los dias La Organizacion.

Eso, y su comite de bienvenida.

Nadie, con el perfil adecuado, se resistia a unirse a ella. Incluso cruzaban oceanos y continentes para pertenecer.

Justo como Jean Dumay, quien recien entraba por la sala C de su vuelo de conexion con destino a "la revolucion". Jean, luego de mas de 18 horas habia dejado atras su casa y sus amigos de Paris.

Entrando en los veintes, Jean llego a Tuxtla en una epoca atipica para el turismo frances, pero su trabajo de campo en la Sorbona le valio una beca y tiempo de sobra antes del cambio de curso. Una orgullosa bandera gala tricolor adornaba su backpack. A pesar de su carrera en Ciencias Politicas, su look era mas bien de hijo de diplomatico. Relajado pero no hippie. Su playerita polo y su cabello corto cenizo claro lo convirtieron en un "guerito" instantaneo para toda la oferta de servicios en el aeropuerto.

A pesar del jet-lag y del vuelo en clase turista ensandwichado entre un obeso y sudoroso gerente de ventas de los Hoteles Ibis y una senora que venia a reunirse con su hija en la busqueda de un lugar para un retiro tranquilo, Jean llego a Tuxtla con un brillo en los ojos inyectados de adrenalina que lo hacian destacar entre la acalorada multitud.

No acababa de llegar al area central de la terminal cuando ya dos chicas le habian sonreido en abierta coqueteria. Su ego se sentia muy complacido. Camino entre la gente de la terminal hacia un pequeno local con revistas, mapas y souvenirs. Con una sonrisa ensayada, tomo su pequeno diccionario de bolsillo, lo guardo en su maleta y le pidio muy amablemente a la chica que atendia:

-Uno mapa, por favor.

La sonrisa blanca hizo el resto.

Con esa dulce y extrana confianza que un simple mapa le puede dar a un hombre, Jean se aventuro a la salida. El sol lo apabullo al instante cuando salio de la capsula de aire acondicionado que era el aeropuerto.

En ese momento, Jean penso que nunca se habia sentido tan cerca de las puertas del infierno.

"Oh, merde!", replico en voz alta mientras torpemente trataba de encontrar sus gafas oscuras en los multiples cierres y bolsas de su backpack.

-?Un taxi, guerito?

-Taxi, taxi, barato, ?a donde va?

-Deje le cargo la maleta, mi guero, por aca, pasele.

-A Sancris, ?verdad? ?solo uno?

Una miriada de taxistas y boleteros de facha terrible se avalanzaron sobre el como zancudos a un foco.

-No, no, thanks, gracias, non, merci, no ... no ... -contestaba rapidamente Jean mientras se abria paso en la acera del sitio de transporte.

Habia acordado encontrar a su contacto al final de la acera.

Y ahi estaban.

Burlandose de el a la distancia.

Jean se aproximo al jeep negro caminando lentamente, tratando de identificar y memorizar los detalles de la pareja que lo esperaba con amplias sonrisas ... en ese in-cre-ible jeep des-ca-po-ta-do, para su fotografia mental. Su primer souvenir.

Sentia la potencia extrema del sol sobre su cara, oprimiendo su pecho y hombros y haciendo la mochila cien kilos mas pesada.

"Es un graaan auto", penso, mientras veia las llantas tamano extragrande, "y esa mujer ..."

Las rodillas le empezaban a temblar de emocion.

"Esto esta tan mal ... y tan bien", murmuraba sin darse cuenta ya. Se sentia mas vivo que nunca.

El infierno siempre tiene los mejores guias.

Chapter Two

!VIVA LA REVOLUCION!

Era realmente una chica muy hermosa.

-?Claudette? -le pregunto Jean al llegar a ellos.

-Jean! Ca va? !un gusto en conocerte! Allez, allez, !sube! -le contesto ella efusivamente, plantandole un par de besos al estilo europeo. Un delgado mechon del cabello rubio de ella se le metio en la boca a Jean por un segundo, sacandolo de su ensonacion.

-Allez, !guey! !tenemos que movernos si no este pinche calor nos va a derretir a todos! -apunto rapidamente Yves en perfecto espanol con fuerte acento, mientras con una pequena camara digital tomaba fotos de Jean y de los tres juntos, haciendo gestos forzadamente divertidos.

Ante los ojos de cualquiera parecerian un trio de turistas vacacionando felices.

Claudette Julliard e Yves Clement eran su comite de bienvenida. Ambos tenian el aspecto de hippies europeos trotamundos. De esos con los que Timberland o North Face o Lonely Planet llenan planas y planas de anuncios en las revistas.

El estaba en los cuarentaytantos y ella, como camaleonica y astuta que parecia, podria ser o una universitaria recien egresada o alguien de la misma edad de Yves. Las capas de bronceado, lentes, gorra, accesorios y trapos amarrados que traia encima dificultaban el calculo de su edad. Pero el esbelto y torneado cuerpo que se dibujaba bajo la camiseta y los shorts hacian pensar mas en el rango de los veintitantos.

-?Que tal tu vuelo? Perdona que te cortemos el frances pero tienes que adaptarte hoy mismo, d'accord? Aca solo se usa espanol, para todo -le pregunto, aclarando, Yves, mientras cruzaba manejando a toda velocidad el estacionamiento de la terminal para tomar la salida.

-Oh ... oui, oui, no problema, tio. He venido estudio, estudiando, todo el viaje... -respondio Jean muy seguro mientras se terminaba de acomodar en el asiento trasero del jeep y el aire empezaba a pegarle en la cara- y el viaje, bueno, sabes ... he tenido unos muy malos ... ehh ... una vez entre Cambodia y Laos ... pff ... merde ... casi muero ... del susto, pero este muy bueno en realidad.

-Vas a amar este lugar, Jean. Ces't tres magnifique ... tres belle. Y la gente, es un encanto tambien -interrumpio Claudette sin prestarle mucha atencion.

-!Bien! !Justo espero listo para la accion! !Vamos, compadrrre! - contesto Jean con una emocion algo ridicula.

Yves y Claudette rieron a carcajadas.

Una linea de montanas en todos los verdes posibles se extendia en el horizonte. El viento fresco y el aroma de la vegetacion llenaban sus pulmones y hacian el clima casi tolerable.

A 85 kilometros al oeste los esperaba uno de los pueblos mas pintorescos del pais: San Cristobal de las Casas. Una comunidad fundada en el siglo XVI por el conquistador espanol Mazariegas y renombrada despues en memoria del obispo local y gran patron de los indigenas de la zona. Alguna vez capital del estado de Chiapas, es sin duda uno de los principales destinos para el turismo en la region. Con su camara en mano y conforme iban entrando al pueblo, Jean fotografiaba todo, escenas como postales o como sacadas del National Geographic o de documentales de Discovery Channel. Los colores, el folklore, la pobreza, la naturaleza, la vasta poblacion indigena con su apariencia y costumbres detenidas en el tiempo, el contraste con otros tantos jovenes que buscaban verse "modernos" o al menos "urbanos", todo pasaba en una rapida sucesion de personajes e ideas que le estaban causando a Jean un gran impacto.

Claudette y Jean no dejaban de fotografiar el camino.

-Regarde! !Mira!

-!Superbueno!

-Oh, Dios, los colores ...

-Ces't superbe.

-Wow! ... que hermoso ...

Cada cuadra parecia tener sus propios secretos para ser descubiertos caminando.

Segun el mapa de Jean, entraron en la Plaza Central 31 de Marzo, el epicentro de la vida social y turistica de San Cristobal. Una catedral de dos niveles, construida de piedra con color amarillento, daba un resquicio de sombra a la multitud de vendedores de helados, hippies, rastafaris, turistas, artistas y gente comun que la cruzaba en todas direcciones hacia los arcos o se resguardaban en el kiosco.

Yves detuvo el jeep frente a un pequeno hotel a una cuadra de la esquina sur de la plaza. Banderas de varios paises occidentales y fotografias de sitios locales, ya descoloridas por el sol, lucian en la ventana.

-Voila! !Hemos llegado, guey! -anuncio Yves con una sonrisa de satisfaccion, levantandose sus gafas Oakley para descubrir sus ojos verdes por primera vez.

-Oh, OK! ... -contesto Jean inspeccionando la fachada del hotel y ubicandose con respecto a la plaza central.

-Jean, instalate -instruyo Claudette, mientras se hincaba agilmente sobre su asiento para girar y mirarlo- sal a caminar, conoce... observa a las muchachas ... les filles, ?comprendes? Estaremos un par de dias antes de ir a la selva, d'accord?

-Parfait! -respondio Jean, tomando gran aliento, y salto de la parte trasera del jeep a la hirviente acera. Agarro su backpack y se la acomodo en el hombro.

-Te llevaremos por unas cervezas y unos mezcales luego. Ponte listo a las ocho, OK? -sugirio Yves.

-Si -contesto Jean, haciendo una tonta caravana, como agradeciendo el viaje.

-A bientot! -agrego Claudette, mientras se despedia con la mano desde el jeep.

Jean los miro perderse entre el trafico y los vendedores ambulantes de la plaza. Dio media vuelta y entro en el hotel.

En el jeep, Claudette adopto un semblante serio. Algo le inquietaba; y sus gestos siempre la delataban.

-?Que crees tu? -le pregunto directo a Yves poniendole una mano en el hombro.

-No te preocupes, si nos sirve -le contesto el, sonriendo y sin quitar los ojos del camino.

Jean desperto empapado en sudor. Necesitaba una ducha. Otra vez. Eran las 7:25 de la noche y habia estado dormido casi tres horas frente a ese viejo y ruidoso ventilador de piso. Tenia la garganta cerrada debido aire frio en la espalda descubierta todo ese tiempo. Incluso le dolia pasar la saliva. Se sentia torpe y mareado. Musica, risas y ruido callejero entraban por la ventana semiabierta. Era la ventana que daba justo a la plaza. La alarma de su reloj sono con varios beeps insistentes.

Entonces recordo la cita con su comite de bienvenida.

La hermosa Claudette.

Habria intentado masturbarse con su imagen si hubiera tenido mas fuerzas.

Mareado, se levanto de la cama y camino al bano. Se desnudo. Abrio la ventana por completo y vio el panorama nocturno de la plaza rebosante de musica y vida.

El agua de la regadera caia en su cabeza y hombros como estalactitas.

-Ahhh ... paradis ... -balbuceo mientras permanecia alli, con los ojos cerrados y sintiendo el golpeteo del agua en su delgado pero marcado cuerpo. De repente, Emma vino a su cabeza. Su novia de Paris. En ese momento lucia tan distante todo... casi sin importancia. En un flashazo de imaginacion recordo a sus companeros de clase en la Sorbona haciendo sus aburridas tareas con la recurrente ayuda de la Wikipedia o Google, en la comodidad y seguridad de sus pequenos flats burgueses, mientras, Jean-the-man, como le gustaba referirse a el mismo, estaba a punto de vivir la aventura de comprometerse con un ideal veridico. De seguir lo que todo joven necesita y busca: una causa.

Lo habia logrado.

Se gano la beca para cruzar el Atlantico hasta Mexico, para lo cual trabajo largas horas tratando de encontrar alguien real que lo contactara con la guerrilla. Puso en marcha toda una meticulosa investigacion para protegerse el y a sus contactos de que nadie, absolutamente nadie, sabria de su motivo real de venir a Mexico a ayudar a los indigenas que apoyaba La Organizacion, representada en el sureste mexicano por el Frente Pro Revolucionario, el grupo guerrillero que operaba en contra de las acciones militares que el gobierno del presidente Sebastian Castillo habia puesto en marcha desde que tomo la Presidencia en diciembre de un ano antes.

(Continues...)

Excerpted from "Detrás de las montañas (Spanish Edition)" by Oliver Meneses. Copyright © 0 by Oliver Meneses. Excerpted by permission. All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher. Excerpts are provided solely for the personal use of visitors to this web site.
Thanks for reading!

Join BookDaily now and receive featured titles to sample for free by email.
Reading a book excerpt is the best way to evaluate it before you spend your time or money.

Just enter your email address and password below to get started:

  
  

Your email address is safe with us. Privacy policy
By clicking ”Get Started“ you agree to the Terms of Use. All fields are required

Instant Bonus: Get immediate access to a daily updated listing of free ebooks from Amazon when you confirm your account!

Author Profile

Amazon Reviews

TOP FIVE TITLES